Volver a los detalles del artĂ­culo El arte como modo de conocimiento